Cuando se quiere, se puede. Conozca esta historia de entrega y trabajo. Varias mujeres guanacastecas, en Costa Rica, producen vegetales frescos y orgánicos amigables con el ambiente.