En España, el supermercado libre de plástics ofrece un amplio abanico de alimentos, todos ellos con el sello ecológico, y aporta como novedad el hecho de prescindir de forma total y absoluta de los plásticos en todo tipo de envases y embalajes, que son sustituidos por papel, vidrio o derivados orgánicos.