Sigo pensando que las resistencias electricas que yo inicie en Costa Rica seguirán revolucionando la industria centroamericana porque en casi todos los procesos es necesaria porque es el sistema mas seguro, económico y fácil de controlar